Ejercicio para la Observación Activa

La Observación en términos filosóficos es el proceso de filtrar información a través del proceso de pensamiento.

La entrada de información es recibida o percibida por alguno de los sentidos (auditivo, olfato, gusto o tacto) para después ser analizada ya sea a través del pensamiento racional o irracional.

Cuando hacemos una observación pasiva nuestro sentido de la vista nos puede jugar malas pasadas y no dejarnos ver lo que esta pasando realmente (ceguera selectiva)

Aquí os dejo un ejemplo.

Des pues de ver el ejemplo de ceguera selectiva imagina este segundo ejemplo:

Ejemplo: individuo X ve a un padre riñendo a un su hijo, entonces el individuo X “Observa” y califica tal acción como buena o mala.

En este momento entran en juego nuestros Valores, Creencias y Vivencias, para catalogar la acción (Juicios)

Esto sería una Observación estándar, pero si logramos apartar los Juicios y nos centramos en lo que realmente nos produce ver esa situación (emociones, Sentimientos, etc.) y actuamos sobre ellos esta Observación se convierte en Activa.

  • Observación Pasiva: Cuando el observador no conoce o sabe que está Observando.
  • Observación Activa: Cuando el observador se involucra activamente en lo observado, mirando a su interior.

En este post os dejo una serie de puntos claves para empezar con la observación activa, pero antes podemos hacer un ejercicio para conectar con nosotros y conectar con el aquí y el ahora.

Para practicar el aquí y ahora, te propongo que busques un sitio cómodo, aislado durante unos quince minutos y a ser posible con silencio a tu alrededor.

Se trata de hacer un viaje a través de tus cinco sentidos y hacer balance.

Esta técnica consiste en un proceso de meditación u observación consciente, en el que durante un minuto, aproximadamente, debemos estar concentrados en nuestra respiración, dejar la mente absolutamente en blanco y no pensar en nada. Solo pon atención en la respiración.

Y con los ojos cerrados, Observa y responde a los  Puntos Claves de la Observación Activa.

  1. Observa tu entorno de trabajo, casa, familia, etc. (Un punto cada vez). ¿Qué no está bien?
  2. Observa donde pones tú atención. ¿Qué nos hace perder la Energía?
  3. Observa si eso que te hace perder Energía es vital o necesario para tu vida.
  4. Observa si tus impulsos son por deseo o necesidad. No te precipites en tus decisiones.
  5. Observa si lo que crees que es un problema tiene solución.
    1. Si es Sí soluciónalo y ya no será un problema
    2. Si es NO suéltalo y ya no será un problema.
  6. Pon Orden en Tú Vida.

Para que esto salga bien tienes que ser muy sincero contigo mismo.

Espero que os guste y ya me contareis los resultados.

 

Carga tipografia

Carga tipografia

5