Sentido biológico: Facilita la respuesta de huida ante diferentes peligros: animales, otras tribus o incluso el fuego.

Igualmente, en función de las circunstancias, el miedo puede desencadenar una respuesta de inmovilidad ante un contexto en el que pasar inadvertido puede resultar una opción más eficiente para sobrevivir.

Esta emoción puede resultar muy tóxica si se extiende en el tiempo más de lo necesario. Una cebra siente miedo al ver al león acercarse, pero no volverá a generar esa emoción una vez haya pasado el peligro real y esté dentro de la manada o alimentándose. El ser humano tiene la capacidad de revivir el miedo sin necesidad de estar en contacto directo con el peligro real. El miedo, en este caso, podría actuar como una señal que nos permitirá estar en alerta o prepararnos antes posibles dificultades en un futuro. Lo que ocurre habitualmente es que una vez llega el “problema” no suele ser tan grave como lo imaginábamos o, simplemente, no era como imaginábamos. Por lo tanto, todas las posibles estrategias que habíamos preparado no son de utilidad.

Pre-ocuparse es ocuparse previamente de algo, anticipando el futuro. Es un estado mental que implica una relación de causa-efecto entre pasado y futuro. Es decir, qué he podido hacer en el pasado que vaya a tener consecuencias en el futuro.

También puedes ver los siguientes post.
Las emociones de: Alegría  Tristeza Asco Ira  Miedo
La Inteligencia Emocional

Carga tipografia

Carga tipografia

1