¿ qué es lo normal ?
Desde que acabé el curso de coach me encuentro con familiares, amigos o clientes que me preguntan…
¿tú crees que esta persona está normal?
¿ es normal que se comporte de esa manera?
¿ es normal…?

Antes hubiera caído en el error de juzgarla sin saber qué realidad está viviendo esa persona. Ahora, le pregunto … ¿a qué te refieres con normal?

¿Qué aspecto de ti te está reflejando?
Solemos juzgar constantemente todo aquello que no entra dentro de nuestras creencias, sin darnos cuenta que cada individuo vive una historia muy diferente.
Solemos observar siempre hacia afuera, en vez de pararnos a pensar que nos hace sentir en nuestro interior.
Yo me consideraba una persona normal, con una familia normal.
Hicimos un trabajo de transgeneracional en la escuela con Jesús Javier para sanar mi clan, en el que participamos las tres generaciones (mi madre, mi hermana, mis sobrinas y yo)
¿Y cuál fue nuestra sorpresa?
Resultó que éramos una familia desestructurada.

¿A qué me refiero?
Pues padres ausentes, madres que hacían de padres, hermanas que hacían de madre…
Nadie desempeñaba el rol que le correspondía, pero para mí esto era muy normal.
Cuando tomamos conciencia de la situación, nos dimos cuenta que la relación de «hermanas» nunca había existido y me causó mucho impacto. Me hubiera encantado poder disfrutar ese tipo de relación «normal» con mi hermana, pero las circunstancias nos llevaron a vivirla así.
¿Qué aprendimos?
Pues ante el mismo descubrimiento, a cada una le aportó una nueva visión de la situación.
Para mí supuso:
Yo asumí libremente mi papel, podía haber actuado de otra manera, pero entonces no sabía hacerlo de otro modo.

  •  Respeto absoluto hacia mis padres, porque ellos igualmente hicieron todo lo mejor que sabían.
  •  Aceptación. A veces cosas no son como queremos, y lo único que podemos cambiar es la actitud con la que nos enfrentamos a ellas.
  •  Humildad. Me equivoqué muchas veces y me permito perdonarme por ello porque todo ha sido un valioso aprendizaje.
  •  Confianza. Aunque a veces me sigue costando … trabajo día a día en ello.

Estos son los 4 pilares fundamentales con los que se trabaja en la escuela y constituyen una filosofía de vida.
¿Te atreves a vivir la experiencia?

Este post esta escrito por Noemí Requena, una alumna de nuestra escuela Coaching Emotions.
Todo esto y más podrás aprenderlo en nuestra Escuela de Crecimiento Personal Coaching Emotions  o bien a través de nuestras consultas privadas para ponerlo en practica en tu día a día.
Más información de nuestros cursos pinchando aquí.

Si te gusta o crees que a alguien le puede ayudar, comparte o dale a me gusta.
También puedes apuntarte a nuestro boletín para recibir todos nuestros post y eventos.

Carga tipografia

Carga tipografia

3