Insomnio y ansiedad en cuarentena

En estos momentos que vivimos confinados en nuestras casas por el corona virus, se habla mucho de que la gente padece insomnio y ansiedad. Por lo que empecé a pensar y a observar.

Y de repente, estando en la cola de la compra, observé lo que la gente comunicaba en ellas.

¿Y qué pude ver en común en la forma de comunicarse y actuar de la gente? Que hay miedo, incertidumbre y desesperación en la mayoría de ellos.

Miedo porque algo invisible que no podemos ver ni tocar está matando a gente, es el depredador que nos está acechando en la oscuridad, pero no lo podemos ver.

Incertidumbre por la situación que estamos viviendo, al estar, este depredador, atacándonos en lo primordial y principal para nuestra supervivencia, la base de nuestra pirámide de necesidades.

Esta pirámide la diseño Abraham Maslow en su investigación sobre lo que nos motiva a las personas y cuáles son nuestras necesidades.

Esta pirámide se pone en práctica en momentos de crisis, porque nos dice que es lo primero que hay que cubrir después de un desastre.

Abraham Maslow, distinguió cinco niveles ordenados jerárquicamente.

Dichas necesidades son:

Pirámide de Maslow - Wikipedia, la enciclopedia libre

Necesidades fisiológicas: básicas del ser humano: comida, vestido, vivienda, etcétera, imprescindibles para vivir.

Necesidades de seguridad: asegurar lo que ya se tiene y poder mantener esta situación (calidad del puesto de trabajo y seguridad en el empleo).

Necesidades sociales: identificarse con los demás miembros del grupo y sentirse aceptado por ellos, buscando más calidad de vida (amistad, amor).

Necesidades de estima: sentimientos de estima personal por parte de los demás miembros del grupo: prestigio, poder, status y posición.

Necesidades de autorrealización: logro de las aspiraciones íntimas, personales, sin importar la proyección que dicho intento tenga hacia los demás.

Según su teoría, sólo se cubriría cada nivel cuando ya hubieran sido satisfechas las necesidades de los niveles anteriores.

Si nos damos cuenta la mayoría de nosotros estamos en los nieles superiores en el momento que esta situación nos ha llegado. Los cuales los hemos intentado mantener durante un tiempo, pero con el paso de los días nuestro foco de atención ha cambiado, los que estamos focalizándonos en la autorrealización o en la necesidad de estima de repente vemos que nuestra base se tambalea, y la seguridad ya no la tenemos del todo, porque falla nuestro trabajo, el dinero se agota, etc.

Nuestro entorno se desestabiliza y es donde entra la ansiedad y miedo producido por la incertidumbre.

Bien, diréis ¿dónde se queda el insomnio?

Pues precisamente el insomnio y creo que los sueño con pesadillas e inquietos están producidos por dos puntos:

  • Uno por un motivo arcaico que es: miedo al depredador, por lo que tengo que estar en guardia en todo momento.
  • Y el otro punto es: por la incertidumbre del que pasará mañana.

Mientras no recuperemos la estabilidad en la base de la seguridad, el resto no tendrá importancia.

Esta es mi visión, no sé si acertada o no, pero como tengo tiempo para pensar seguiré dándole vueltas.

¿Y tú qué opinas?

Carga tipografia

Carga tipografia

1